Baby yoga

ADAPTAMOS LAS POSTURAS A LA EDAD DE CADA NIÑO Y SE RELACIONAN PRINCIPALMENTE CON LA NATURALEZA Y LOS ANIMALES. TODO A TRAVÉS DEL JUEGO.

YOGA Y NIÑOS

Cuando hacen yoga, los niños adquieren conciencia de su propio cuerpo, aprenden a reconocer cada una de sus partes y a adoptar buenas posturas para evitar futuros problemas, por ejemplo, de espalda. Además, fortalecen los músculos y adquieren flexibilidad. Aprenden a respirar de forma correcta y profunda mejorando el funcionamiento del aparato respiratorio.

Los BENEFICIOS DEL YOGA en los niños son evidentes. Serán capaces de desarrollar su confianza y autoestima, el trabajo en equipo y el auto-control. Les ayuda a aliviar el estrés, calmar la ansiedad, desarrolla la creatividad, aumenta la concentración y mejorar su salud general.

Trabajamos con grupos reducidos para la mejor atención de mamás y niños

Previous
Next

YOGA Y BEBÉS

Jugamos, intentamos que los bebés permanezcan junto a sus madres, manteniendo el contacto visual. 

A partir de los ocho meses los bebés pueden imitar las posturas que practica su mamá.

En las clases las madres practican asanas o posturas de yoga adaptadas a las necesidades de esa nueva etapa de su vida en compañía de sus bebés. 

Les sirven entre otras cosas para:

  • aliviar los dolores de espalda recuperar el equilibrio
  • la simetría corporal,
  • tonificar el abdomen
  • y recuperar la forma física.