Natación embarazadas

A lo largo de las sesiones, descubrirás que la fuerza de la maternidad está en tí, ¡¡TU PUEDES!!.

Previous
Next

NUESTROS MONITORES (SUPERVISADOS POR MARÍA GONZÁLEZ-MATRONA DEL CENTRO DE SALUD DE CALLOSA D´EN SARRIÀ) ESTÁN ALTAMENTE CUALIFICADOS PARA IMPARTIR UNAS CLASES QUE AYUDAN A LAS MAMÁS A MANTENERSE EN FORMA DURANTE EL EMBARAZO

Damos un tipo de clases activas y dinámicas. Además de ejercicios de natación se realizan movimientos de movilidad general y  caminatas de diferentes tipos (la piscina es de 12×6 con una profundidad de 1,20, lo que nos ayuda a hacer ejercicios que en otro tipo de piscina son impensables). También ejercicios de fuerza para miembros superiores e inferiores, como así también se sugiere la práctica de nados modificados. La actividad finaliza aplicando técnicas de respiración y relajación.

¿Por qué nadar mientras estás embarazada?

Durante la gestación, el ejercicio es una de las actividades que nos aporta muchos beneficios, y uno de los más adecuados para la mujer embarazada, es aquel que se realiza en el agua.

Hacer ejercicio durante esta etapa no solo es importante para que tu cuerpo se mantenga activo y evitar ganar demasiado peso, sino que además, aporta diversos beneficios para llevar un mejor embarazo y también serán útiles para cuando llegue el momento del parto.

    • Ayuda a evitar que el cuerpo se sobrecaliente en exceso, ya que equilibra la temperatura corporal.
    • Alivia la presión que soporta el área pélvica, aliviando también la presión sobre el nervio ciático, lo que supone una enorme ventaja para las mujeres embarazadas que tengan la molesta ciática. También se alivia la presión en el recto, por lo que se reducirán las hemorroides.
    • Disminuye el dolor de la zona lumbar.
    • La posición horizontal de la natación evita que se recargue una parte del cuerpo en particular, repartiendo el esfuerzo de modo equilibrado.
    • Mejora la tonificación muscular, fuerza y movilidad por la resistencia que da en todos los ángulos.
    • Mejora la respiración y ventilación pulmonar.
    • Mejora la circulación sanguínea.
    • Te ayuda a sentirte relajada y más ligera, mejorando tu calidad de sueño.
    • El AGUA SALADA de nuestras instalaciones acuáticas permite que no estés en contacto con ningún producto químico.
    • El hecho de no utilizar cloro químico nos permite tener la temperatura de la piscina entre 32º y 32,5ª grados obteniendo, así, una mayor sensación de confort.